sábado, 4 de enero de 2014

Etología aplicada en Zoológico 2

Enriquecimiento ambiental.

Para crear un entorno óptimo para el animal, estimulan conductas típicas de la especie a través de la manipulación del entorno físico y social de los animales. Cuando los animales responden ante estos cambios, aumentan los niveles de actividad y de la diversidad conductual, lo que da lugar a un mayor repertorio conductual, lo que es mejor para el animal.
Disminuyen la incidencia de normalidades de la conducta, como la estereotipia de conducta redirigida, o de inactividad, junto la disminución del estrés.
Los cuidadores de los animales también estimulan las conductas típicas de la especie, como vimos en el Zoo de Madrid, donde vimos como un gorila utilizaba un palo como herramienta para sacar alimento que había en un tubo (os dejo las imágenes).
Los cuidadores del zoo pueden manipular solo algunos aspectos, como son el entorno físico, los sentidos, tanto como el olfativo, el visual y el auditivo, la alimentación y el grupo social. Un ejemplo de manipulación en el grupo social en el Zoo de Madrid, fue el de la Sabana, donde estaban juntas las jirafas y las avestruces.

 También se encargan de recrear situaciones para obtener el alimento en el que el animal adopte una conducta animal propia de la especia, como puede ser la de un depredador.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada